miércoles, 26 de septiembre de 2012

18: Hablemos de: Amo leer pero…

Hablemos ahora de aquello que podría llevar a un amante de los libros a frenar un poco su entretenimiento. Existen ahora tantos motivos que sería difícil explicarlos todos en esta sección, así que nos embarcaremos en los que hemos visto se han vuelto los más populares. 


LA ESCUELA, LIBRO MÍO, LA ESCUELA ME MATA: 
Qué habrá en los lectores que nos hace terminar, muchas veces, en los lugares que como escuelas resultan una verdadera aventura cerebral. Y más aún para aquellos lectores que se encuentran en niveles superiores. Es verdad que esto no lo podemos evitar, pero rendirse ante la curiosidad de nuestro yo-lector sería la cosa más cobarde que podríamos hacer. Lo único que me atrevería a recomendar en una situación como esta, sería tener paciencia. Pues esto de ser lector no se trata de quien lea más libros al año, sino de algo más personal: disfrutarlos. Miren que a estas alturas ya deberían saberlo. Así que no te preocupes si no puedes leer los 4 o 10 libros que lees con tiempo libre. Lee lo que puedas, las historias no te querrán menos ni se volverán todas fuera de tus gustos sólo para castigarte. El tiempo pasa, ya habrá tiempo para leer. Y todo lo demás. 

ÚLTIMAMENTE TODO ME DESAGRADA: 
No me negarán que a algunos les ha pasado. El tener una continua racha de “me gustó poco” o “no me gustó nada” con sus lecturas. Todos los libros son buenos, principalmente porque están hechos especialmente para un tipo especifico de personas. Cualquiera se equivoca, pero no por eso vas a salir corriendo. Aunque igual eso signifique que llevas la amargura en el alma (¿?). No por nada el mundo de los libros no ha parado hasta la fecha. Estamos seguros que con un poquito de buena investigación, o dejarte llevar y tomar las cosas con optimismos te puede hacer pasar una mejor lectura. Y es que ahora hay tanto de donde elegir que cualquiera termina por confundirse. 

¡POR LO QUE CUESTA DEBERÍA SER DE ORO! 
Es verdad, últimamente algunos libros son más caros que antes, algunos que incluso no llegarán a gustarte mucho y sentirás ganas de regresar a reclamar tu dinero. Pero debe haber algún motivo para eso. Recordemos que esto de los libros es un negocio, y que la situación y las leyes también pueden influir algo, pero hay libros que no cuestan tanto y son de verdad buenos. La cuestión aquí es dejarse aconsejar, por el medio que prefieras. Siempre habrá alguien para ayudarte. Puede que incluso no tengas que conocerlo en persona. Últimamente hay muchos blogueros literarios que estarían encantados de conocer un lector fiel más y dar algunas recomendaciones sinceras. No sé exactamente por qué la repentina alza de precios, pero incluso en este mundo lector, saber moverse por los descuentos y ofertas es una muy buena herramienta. 

CRECÍ ¿AHORA QUÉ ME GUSTA?
Aplicable a los lectores que viven con los pies en la tierra. Igual tal vez leen fantasía pero no llegan a punto considerado “fan” en el caso de las chicas Fangirl, y Fanboy para los chicos (¿?). Difíciles de identificar entre la gente que se ve caminando por las calles. Pero siendo este tipo de lector imagino que el mejor consejo para su problema sería: lo que tu curiosidad sienta, y es que lo es todo, y nunca dejará de serlo mientras leas. Eso sí, sin dejar de lado nuestros consejos anteriores. Porque igual podrías internarte en un nuevo conflicto. Este tipo de personas suelen leer de todo, me parecería un error sentirse –y demostrarlo- grande entre los lectores (un tanto egocéntrico), y esos a nadie le agradan. Uno nunca sabe dónde va a quedar encantado. 

ALGUIEN DEJÓ LA TV ENCENDIDA: 
Hay tantos buenos programas ahora mismo en televisión que no podemos culparte. Nosotros mismos pasamos algo de nuestro tiempo frente a ella, así que no te sientas culpable. No te creas el “siendo lector no necesito nada más” porque si hay curiosidad para leer, también la hay para ver. No todos los libros se suicidan cada vez que se enciende la televisión, al menos nos los que tu vayas a leer, porque si no; no llegarías a leerlos ¿entiendes? (chiste malo). Déjate llevar, pero nunca olvides que los libros son lo tuyo, antes o después de dormir, como sea. Hay tiempo para todo. Pero evita el exceso, de todo también.

ME ESTOY QUEDANDO CIEGO: 
¡Felicidades! Ok no. Cualquier diría que estarse quedando ciego es una señal de un lector enorme, de los que ya leyeron tanto que se les acaban los ojos. Es un buen chiste cuando llega la lógica. Nadie se queda ciego sólo por leer, así que eso sería cuestión de la vida. Igual puedes pensar que amas más a los libros que a tus ojos, pero te recomendamos cuidarte. Parpadea. Porque aunque no sea una pantalla de computadora ser muy dedicado puede causarte problemas. Pensarás: “existen los lentes”, pero entonces piensa: “¿y los contras?”. 

¡ME ENAMORÉ (de una persona)!
¿Quién lo diría? ¿Tú enamorarte? Nah… es broma. Ahora sí: ¡Muy bien! Que aunque no sea amor eterno pasar un simpático momento de encanto siempre es bueno, si eres de los que ya descubrieron lo inteligente en el “después”. Podríamos estar bromeado, pero tal vez no, lo dejamos a tu consideración. Aquel amor que te hace olvidarte de los libros no te trae nada bueno, lector. Y menos si en su vida ha tocado un libro, porque entonces no es suficiente para ti (comentario innecesario).


Momento serio: pase lo que pase, sintamos lo que sintamos, pausas que vayan o vengan, un lector real siempre leerá una y otra vez. 
Aquí decides tú. Si no encontraste el consejo para tu problema, esperamos que leyendo estos encuentres cómo resolverlo en esta misma línea de pensamientos. 

Buena suerte, aventureros. Que las letras estén de su lado, aquí o en cualquiera de las mil partes del vasto mar. 


4 comentarios:

Miguel Macias dijo...

Es verdad, hoy en día se tienen menos excusas para leer xD

Narcisista dijo...

Es muy cierto, me da pena que los pocos colegios que conozco en mi país no se anima correctamente a los estudiantes a leer, por lo que se tiene problemas luego. Hay libros para todos y de todo!

P.D. Me alegra ver un nueva entrada. Felicidades.

Viry Ivashkov dijo...

Y los que trabajamos a veces llegamos hartos y ni queda tiempo para leer u.u es una pena hay a veces tantos obstáculos pero como dices aquel que de verdad siente amor por los libros hará lo posible por buscar un espacio y leer.
Saludos!!

Dentro de un Libro dijo...

Creo que mi mayor obstáculo es la época de exámenes, pero es una época en la que no tengo tiempo para prácticamente nada. Aunque nunca dejo de leer solo lo haga bastante más lento.
Un beso!